Enfermar de Covid-19 ya se considera accidente de trabajo