Las costas judiciales se pueden deducir del IRPF, del IRNR y del IS

Por Igor Begonte