Sube el salario, baja el empleo