Si se acaban los ERTEs se acaba el empleo para 390.000 personas

Por Juan Antonio Panadero